fbpx
En estos tiempos, de una situación compleja para la humanidad, amenazada por la pandemia, también se suma a los problemas que el planeta está literalmente en llamas, arrancamos desde la selva amazónica hasta Indonesia, pasando por los bosques del Ártico, sin olvidar los terribles incendios de Australia. Esta situación, que podría ser el preludio de algo más grave, hizo que nos preguntáramos qué está pasando y cómo podemos evitar que una situación así se repita.

«Nuestra casa está en llamas» había dicho la joven activista Greta Thunberg y quizás nunca mejor la literalidad, el año 2019 y este 2020 estuvo marcado por incendios dramáticos y sin precedentes en ambos hemisferios: el Ártico, Australia, Indonesia, Amazonia, Europa, Chile, California o África central. Todos ellos conmocionaron por la magnitud de la destrucción, pero la ciencia lleva años advirtiendo de que esto sucedería. Deberíamos tomar conciencia. ¡Apaguemos el fuego entre todos! Los incendios forestales más alarmantes en este 2020 acechan el único lugar que tenemos para vivir.

El origen de todos estos fuegos responde a distintas causas y motivaciones, pero muestran algo en común: el cambio climático intensificó las condiciones de su propagación hasta que derivaron en episodios muy peligrosos e incontrolables. Nuestro planeta se enfrenta a una creciente emergencia climática que se ha traducido en un planeta en llamas.

Cambio Climático

En el 2050 la sostenibilidad de la tierra podría llegar a un punto crítico.
En el 2050 la sostenibilidad de la tierra podría llegar a un punto crítico

 

Desde el año 2001 la temperatura media del planeta no ha dejado de crecer. Los 20 años más cálidos han sucedido en los últimos años y la década 2010-2019 fue la más caliente desde que hay registros (1880).

En 2019 la temperatura estuvo por encima de la media para el periodo 1981-2010 en casi todo el planeta, 1,2°C más cálido con relación a la temperatura de la era preindustrial, y se convirtió en el año más caliente jamás registrado en Europa.

La década de los años 2020 comienza con esa tendencia: el mes de enero de 2020 fue el más cálido en el mundo desde que se tienen registros y durante el mes de febrero se alcanzaron temperaturas récord en zonas como la Antártida, donde por primera vez se superó la barrera de los 20ºC1.

Los incendios forestales y el cambio climático constituyen un círculo vicioso. A medida que aumenta el número de incendios también lo hacen las emisiones de gases de efecto invernadero, y se incrementa la temperatura general del planeta y la sucesión de eventos climáticos extremos.

Las emisiones de dióxido de carbono provocadas por los incendios han disminuido en los últimos años, pero en 2019 aumentaron en un 26%. Comparado con las emisiones debidas a la quema de combustibles fósiles, los incendios fueron responsables de más de una quinta parte de los 36.800 millones de toneladas de carbono liberadas el pasado año.

Incendios y focos de calor en Argentina

Responsabilidades compartidas, esto lo debemos preservar y proteger entre todos.

 

Hagamos un repaso  a nivel nacional, las llamas continúan ardiendo en el Delta del Paraná, a pesar del período de prohibición y del llamamiento de la Corte Suprema de Justicia. Unas nueve provincias continúan afectadas por los incendios forestales en el país. Según informó este jueves el Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF) del Gobierno nacional, Catamarca, La Rioja, Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos, Corrientes, Buenos Aires, Salta y Misiones mantienen focos activos.

A raíz de los incendios sobre todo cuando las noticias se hicieron eco el que afectó en las islas del Delta del Paraná, especialistas reclamaron por una ley de humedales. Los humedales son ecosistemas importantísimos a nivel social, cultural, ambiental y económico. En Formosa tenemos uno de los más importante de América Latina el Bañado La Estrella.

Ley de humedales

Ley de humedades para garantizar una mejor calidad de vida en los ecosistemas.



Los humedales tienen una incidencia directa en posibilitar la vida humana. Pero pareciera que recién en 2020, mientras los arrasan, nos damos cuenta. En los últimos 300 años, desaparecieron el 87% de los humedales del planeta. Lo hacen más rápido que los bosques.

Por eso, diversas organizaciones socioambientales convocan manifestaciones en diferentes ciudades y tuitazos masivos para impulsar la sanción de una Ley de “Presupuestos Mínimos Para la Conservación, Protección y Uso Racional y Sostenible de los Humedales”. A la vez, el 5 de agosto pasado comenzó oficialmente el debate sobre una Ley Nacional de Humedales en la Comisión de Recursos Naturales de la Cámara de Diputados de la Nación.

Los humedales son ecosistemas naturales que proveen un conjunto de bienes y servicios que garantizan la calidad de vida tanto de los pobladores locales como de los habitantes de áreas vecinas. La provisión a la sociedad de esos bienes y servicios ecosistémicos depende del mantenimiento de la integridad ecológica de los humedales.

¿Qué hacemos en caso de incendios forestales?

Estar informados y prevenir, la herramienta más importante de la humanidad.

Nos parece piola compartir esta información del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, sobre las recomendaciones para prevenir incendios forestales:

-Lo primero evacuá inmediatamente el área del incendio.
-Para evacuar, procurá cubrirte la boca y nariz con un paño, para no inhalar humo.
-Mientras evacúas, observá permanentemente el comportamiento del fuego.
-Si la autoridad determina la evacuación, acatá las indicaciones.
-Procurá caminar cerca de aguas abiertas poco profundas (ríos, lagos o lagunas), que podrían servirte como vías de evacuación.
-No vuelvas a un área quemada. Los sitios calientes pueden reactivarse sin previo aviso.
-Mantenete informado y respeta las indicaciones de la autoridad.

¡El Compromiso es nuestro!

Una última observación no menor. Los incendios no son el mejor aliado para la salud humana en medio de una pandemia. El humo incide en la calidad de aire y se vuelve perjudicial para la salud, pudiendo agravar los síntomas de la enfermedad.

Nos parece más que importante poder hacer eco, y tomemos conciencia, en esta responsabilidad nadie está exento, el compromiso es nuestro, esto es una tarea en conjunto, en cosas que parecen mínimas pero requieren de la cooperación de la comunidad como, no quemar la basura, evitar consumir irresponsablemente, y si sos privilegiado, y tu vivienda cuenta con un patio cultivá, planta, hagámonos cargo. 

 

 

 

Facebook Pagelike Widget