fbpx

Yo, adolescente: la blognovela de Zabo, ahora en Netflix

Poster Yo adol

Tras el suicidio de su mejor amigo y la tragedia de Cromañón, entre recitales, fiestas ilegales y la escuela secundaria, pasa un año en la vida atormentada de Zabo, que va descargando todo lo que siente en su blog: “Yo, Adolescente”.

«Yoadol», de blognovela a película. ¿De qué trata la sensación del cine argentino?

El film, dirigido por Lucas Santa Ana, está basado en el libro homónimo y cuenta la historia de Nicolás «Zabo» Zamorano, un joven de los early 2000’s que comienza a contar su vida en los borradores de su fotolog. 

"Zabo" ZamoranoBasada en la vida de Nicolás «Zabo» Zamorano, la historia comienza el 30 de diciembre de 2004, una fecha que los millennials de Argentina recordaremos para siempre.  Tras el incendio de un boliche llamado Cromañón, la vida nocturna y cultural de la juventud argentina cambió radicalmente, especialmente para lxs menores de edad que dejaron de ser bienvenidxs hasta en los conciertos de sus músicos favoritos. La juventud quedó desamparada, bailando en un limbo de fiestas clandestinas y matinés. 

 

En ese contexto y con el suicidio de uno de sus mejores amigos sobre sus espaldas, Zabo (interpretado por Renato Quattordio), un adolescente de 16 años, comienza a registrar durante un año todo lo que ocurre a su alrededor en los borradores de su fotolog. 

 

 

Son varias y muy duras las temáticas que abordan en el film, y con Zabo, vamos recorriendo el duro camino de adolecer: problemas con los padres, la presión de los estudios, la vida social, el despertar sexual (sus consecuencias), la necesidad de definirse, de sentirse integrado, la frustración de no poder lograrlo. Los amigos, las sustancias, el verdadero «sexo, drogas y rock and roll»  contados por un joven que encuentra en la aún primitiva internet de entonces un lugar donde volcar sus emociones.

Ese registro literario del post Cromañón fue la blognovela «Yo, adolescente» que terminó siendo un éxito de ese universo tribus urbanas que fue nuestra adolescencia, y es hoy un testimonio clave de una época de la que mucho no se habla, y a la que tanto se subestima. 

Clandestinidad, consumo, sexualidad y depresión son los temas que nos interpelan todo el tiempo a través de la mirada de Zabo, con un mensaje contundente: “alguien en alguna parte tiene que estar pasando por lo mismo”

Entre televisores de tubo, llamadas por celular, y MSN, «Yoadol» nos genera nostalgia, que se multiplica por mil con el soundtrack, la canción elegida como la principal, es “Más allá” compuesta por «el Zabo real», pero la que se lleva el protagónico es “La vida” de Árbol, canción que escuchamos todo el tiempo como tono polifónico del protagonista, y que es el himno de toda una generación que se identificaba casi exclusivamente con la música escuchaba.

Otra banda que protagoniza bastantes momentos del film es «Boom boom kid», como cuenta el mismo Zabo, «muy pocos artistas se hicieron cargo de su público menor de edad después de Cromañón: quedaron los recitales gratuitos a la tarde y «Boom Boom Kid», que hacía shows de matiné. Si no, era colarse en baños y esperar que no te descubriera Minoridad. Terminamos organizando fiestas clandestinas, con menores a cargo de menores.»

Además de la relación de los adolescentes con el arte, la movida under y la clandestinidad, Yoadol muestra, de maneras cruda y sin vueltas una temática que aún nos preocupa: la depresión

Zabo va atravesando conflictos muy intensos, que a la vez minimiza a medida que escribe en su diario blog.

Mucho más que sexo, drogas y rock and roll, Yo adolescente nos muestra la intensidad con la que se vive en esos años, pero nos deja la certeza de que «no estamos solos en esta». ¿Vos, ya la viste?

Facebook Pagelike Widget